domingo, 5 de mayo de 2013

Trigales verdes



Ayer tarde yo cantaba
mientras mi niña dormía;
ayer tarde yo cantaba
mientras mi niña dormía.

Y los almendros lloraban 
y los almendros lloraban
de la infinita alegría;
y los almendros lloraban 
y los almendros lloraban
de la infinita alegría.

Qué bonita que es mi niña
qué bonita cuando duerme:
se parece a una amapola
entre los trigales verdes;
qué bonita que es mi niña
qué bonita cuando duerme:
se parece a una amapola
entre los trigales verdes.

Jugaban al escondite
el sol con los limoneros;
jugaban al escondite
el sol con los limoneros.

Los almendros se asomaban
a su ventana y miraban
por ver dormir a un lucero;
los almendros se asomaban
a su ventana y miraban
por ver dormir a un lucero.

Qué bonita... 
Publicar un comentario en la entrada