jueves, 16 de mayo de 2013

DDT Chas



En la inmunda buhardilla
de doña polilla
reuniéronse en junta
el mosquito y la mosca
con la chinche y la pulga
el asunto importante del orden del día
que se ventilaba
era aquél que trataba
del insecticida que muerte les daba.

La palabra el mosquito pidió
la polilla se la concedió
y con frase certera
acusó que el culpable un DDT era.
Se acordó por unanimidad
que el verdugo era el DDT CHAS
y ante tal enemigo
firmaron el acta cantando afligidos.

DDT CHAS, DDT CHAS
no hay quien te aguante;
tú, como el gas, la muerte das
en un instante;
no hay ocasión de salvación
donde tú estás:
DDT CHAS, DDT CHAS, DDT CHAS.
Publicar un comentario en la entrada