domingo, 15 de mayo de 2011

Con un sorbito de champán

 
 
Nunca te podré olvidar,
porque me enseñaste a amar.
Con un sorbito de champán
brindando por el nuevo amor.
La suave luz de aquel rincón
hizo latir mi corazón.

Es tan fácil recordar,
siempre que vuelvo a brindar.

Con un sorbito de champán
brindando por el nuevo amor.
La suave luz de aquel rincón
hizo latir mi corazón.

Y entonces fue, cuando te besé.
De tu mirar, yo me enamoré

Con un sorbito de champán
brindando por el nuevo amor.
La suave luz de aquel rincón
hizo latir mi corazón.

Y entonces fue...

Los Brincos
Publicar un comentario en la entrada